Texto Recomendado de la Semana


Esta semana les recomendamos el texto: 


Se ha de comprender perfecta y claramente la distinción precisa entre Hipnotismo y Mesmerismo. Hipnotismo, derivado de la palabra griega hipnos, dormir, significa literalmente el arte de hacer dormir. Proviene, usualmente, de una parálisis nerviosa producida por una ligera tensión, sea de los nervios ópticos, o de alguna otra manera. En sí mismo, no es un estado peligroso, pero puede ser utilizado para fines buenos o malos. Con frecuencia, hace al sujeto insensible al dolor y proporciona al sistema un descanso, que puede ser altamente benéfico.

El mesmerismo se basa en un principio muy diferente. La palabra en sí se deriva del nombre de Federico Mesmer (1734-1815), médico de Viena, quien, a fines del siglo XVIII, descubrió que podía efectuar curas mediante influencias procedentes de la mano, a las cuales dio el nombre de “magnetismo animal”. La esencia del mesmerismo es que el operador extrae o devuelve el magnetismo o fluido vital del paciente y lo reemplaza con el suyo propio. El efecto natural de esto es que el paciente pierde todo poder de sentir en la porción de su cuerpo de la cual su fluido ha sido expulsado. Se sabe que el poder de sentir depende de la transmisión de contactos a los centros astrales, por medio de la materia del Doble Etérico.