Texto Recomendado de la Semana


Esta semana les recomendamos el texto:


El trabajo de compilar este libro será en vano, si el estudiante del mismo no se ha convencido de la necesidad de: primero, alcanzar el contralor de su cuerpo astral; en segundo lugar, de convertirlo gradualmente en un vehículo de la conciencia, obediente por completo a la voluntad del hombre real, o sea, el Ego; en tercer lugar, desarrollar y perfeccionar, a su tiempo, los diferentes poderes de dicho cuerpo.

El hombre mundano medio sabe muy poco, y se preocupa menos, de estas cosas; peropara el estudiante de ocultismo es de importancia fundamental que alcance pleno dominio sobre todos sus vehículos -físico, astral y mental-. Aunque para realizarlos y estudiarlos necesitamos separarlos y considerarlos individualmente, en la vida práctica veremos que, en buena medida, los tres cuerpos pueden ser entrenados simultáneamente; de manera que cualquier poder desarrollado en uno ayuda el desarrollo de los otros dos.


 

Texto Recomendado de la Semana


Esta semana les recomendamos el texto:


Después de agotar las causas que lo llevaron al mundo mental y de haber asimilado completamente las experiencias pasadas, el Ego siente de nuevo el anhelo de vida material, la cual sólo se puede satisfacer en el plano físico. A este anhelo los hindúes lo
llaman trishna.

Se puede considerar, en primer lugar, como deseo de expresarse; en segundo lugar, como deseo de recibir impresiones de afuera, que le den la sensación de estar vivo. Para esto es la ley de evolución. Trishna (o anhelo) actúa por medio de Kama (o deseo) , el cual, para el individuo, como para el Cosmos, es la causa primaria de la reencarnación.


Texto Recomendado de la Semana


Esta semana les recomendamos el libro:


Hemos dado término a la historia de la vida en el plano astral, y poco nos queda por decir con respecto a la muerte en el mismo y de la disolución final. El persistente desprendimiento del Ego, en el transcurso de un período de tiempo, cuya duración varía dentro de muy amplios límites, hace que las partículas del cuerpo astral dejen gradualmente de funcionar; este proceso tiene lugar, en la mayoría de los casos, en capas dispuestas en orden de densidad, la más densa de las cuales es la exterior.

De esta manera, el cuerpo astral se desgasta poco a poco, y va desintegrándose a medida que la conciencia se retira gradualmente del mismo, por el esfuerzo semi-consciente del Ego; así el hombre abandona por grados lo que le retiene y le impide llegar al mundo celestial.


Texto Recomendado de la Semana


Esta semana les recomendamos el texto:


El término “espiritismo” se emplea en la actualidad para denotar comunicaciones de muy diversas clases con el mundo astral, con intervención de un médium. El origen y la historia del movimiento espiritista se han delineado en el Capítulo XXI. El mecanismo etérico que hace posible los fenómenos espiritistas está ampliamente descrito en la obra “El Doble Etérico”, cuyo estudio recomendamos al lector.

En los primeros días de la Sociedad Teosófica, H. P. Blavatsky escribió con gran vehemencia sobre el tema del espiritismo, e hizo mucho hincapié en la inseguridad de todo el procedimiento, y sobre la preponderancia de las usurpaciones de personalidad sobre las apariciones reales. Sin duda alguna, tal punto de vista ha coloreado y determinado en gran parte la desfavorable actitud de muchos miembros de la Sociedad
Teosófica en lo que respecta al espiritismo en general.


Texto Recomendado de la Semana


Esta semana les recomendamos el texto:


Enumerar las entidades astrales, en toda su variedad y extensión, resultaría una tarea tan formidable como enumerar y describir a todas las entidades físicas. Todo lo que podemos hacer aquí es tabular las clases principales, describiendo brevemente a cada una de ellas.

Es muy importante que el estudiante se dé cuenta de que la evolución de esta esencia elemental se efectúa en la curva descendente del arco, según se la denomina frecuentemente; es decir, que su progreso consiste en sumergirse completamente en la
materia, tal como la vemos en el reino mineral, en vez de alejarse de éste; en consecuencia, el progreso para ella es descender a la materia, en vez de ascender hacia los planos superiores.


Texto Recomendado de la Semana


Esta semana les recomendamos el texto:


Un punto, que tiene “posición pero no magnitud”, no tiene dimensiones; la línea creada por el movimiento del punto, tiene una dimensión: longitud; la superficie, creada por el movimiento de la línea, en ángulo recto a sí misma, tiene dos dimensiones, longitud y anchura; un sólido, creado por el movimiento de una superficie en ángulo recto a sí misma, tiene tres dimensiones, longitud, anchura y espesor.

El tesseract es un objeto hipotético, creado por el movimiento de un sólido, en una nueva dirección en ángulos rectos a sí mismo, que tiene cuatro dimensiones, longitud, ancho, espesor y otra, en ángulo recto a estas tres, pero que no se puede representar en nuestro mundo de tres dimensiones.


Texto Recomendado de la Semana


Esta semana les recomendamos el texto:


En la superficie de la tierra existen grandes corrientes etéricas que fluyen de polo a polo; por su volumen, tales fuerzas son tan irresistibles como la alta marea; se conocen
métodos mediante cuya aplicación es posible utilizar, sin peligro, esta estupenda fuerza. Sin embargo, el solo intento de un inexperto para controlarla ofrece grandes peligros.

Existe una presión etérica que, en cierto modo, corresponde a la presión atmosférica, aunque inmensamente más grande que ésta. El ocultismo práctico enseña la manera de aislar una porción de éter del resto, al objeto de poner en acción la tremenda fuerza de la presión etérica.

Texto Recomendado de la Semana


Esta semana les recomendamos el texto:


El estudiante inteligente reconocerá cuán difícil es describir el mundo astral en lenguaje
físico y de manera adecuada. La tarea puede compararse a la del explorador de alguna
selva tropical desconocida, a quien se pide que dé una descripción detallada de las regiones que ha recorrido. La dificultad de describir el plano astral se complica a causa
de dos factores, a saber: primero, lo difícil que resulta trasladar correctamente del astral al físico el recuerdo de lo que se ha visto; y segundo, lo inadecuado del lenguaje del plano físico para expresar mucho de lo que se ha de decir.

Una de las características más destacadas del mundo astral es que está lleno de formas que cambian constantemente; se encuentran allí, no sólo formas de pensamiento, compuestas de esencia elemental y animadas por un pensamiento, sino también grandes masas de esencia elemental de la cual surgen constantemente formas que vuelven a desaparecer sumergidas en ella.


 

Texto Recomendado de la Semana


Esta semana les recomendamos el texto:


Nunca se insistirá bastante en el hecho de que no ocurre cambio repentino alguno en el hombre al morir; por el contrario, se mantiene, después de la muerte, exactamente como era antes, excepto que ya no posee un cuerpo físico. Posee la misma inteligencia, la misma disposición, las mismas virtudes y los mismos vicios. La pérdida del cuerpo físico no lo convierte en un hombre distinto, como tampoco cambia al quitarse el sobretodo. Además, las condiciones en que se encuentra son las que él mismo ha creado con sus pensamientos y deseos. No hay ni recompensa ni castigo de afuera, sino las consecuencias de lo que haya hecho. dicho y pensado, mientras vivía en el mundo físico.

Durante la vida física, como ya hemos visto, la calidad del cuerpo astral, que el hombre se forma, la determinan directamente sus pasiones, emociones y deseos, e indirectamente sus pensamientos, y también sus hábitos físicos, alimentos, bebidas, limpieza, continencia, etc. Un cuerpo astral grosero y burdo, resultante de una vida de la misma calidad, hará que el hombre responda únicamente a las vibraciones más bajas; de manera que, después de la muerte, quedará sujeto al plano astral durante el prolongado y lento proceso de desintegración del cuerpo de esa materia.


Texto Recomendado de la Semana


Esta semana les recomendamos el texto:


A la muerte, la conciencia se retira del cuerpo físico y pasa al etérico, donde permanece un corto tiempo, usualmente unas pocas horas, y luego pasa al cuerpo astral. De manera que la muerte es una especie de proceso de desnudarse o quitarse las envolturas. El Ego, la parte inmortal del ser humano, se desprende de las envolturas externas una tras otra; primero, del cuerpo denso, luego del doble etérico, más tarde también del cuerpo astral, como veremos más adelante.

En casi todos los casos, el paso parece ser completamente sin dolor, aun después de una larga enfermedad en que haya habido mucho sufrimiento. El aspecto pacífico del rostro muerto es fuerte evidencia en favor. de esta afirmación, lo cual está confirmado por la contestación dada por quienes se les ha preguntado en el momento inmediatamente después de morir.