El Espiritualismo y la Evolución

Israel Rojas Romero -Raghozini-

El Espiritualismo y la Evolución

Fragmento


 

Cuando el aspirante a la Vida Superior ha sido instruido en estos misterios del simbolismo y ha llegado el tiempo de hablarle claramente, Se le comunican entonces las Siguientes enseñanzas pero no necesariamente de esta manera, ni con estas palabras:

“Anatómicamente el hombre pertenece a los animales”, y debajo de ese reino, en la escala de la evolución, están las plantas. Estas son puras e inocentes, exentas de pasión en su procreación, y todas sus fuerzas creadoras se dirigen hacia, arriba, hacia la luz, donde se manifiestan como flor llenas de alegría y belleza. Sobre el hombre, en la escala de la evolución están los Dioses puros como las plantas, con la totalidad de sus fuerzas creadoras hacia arriba. Entre los Dioses y el reino vegetal, hallase el hombre, dotado, de inteligencia, de poder – creador y libertad de albedrío. Actualmente dominado está el hombre por las pasiones que le sugieren los Espíritus Luciferes, y envía la mitad de su fuerza creadora hacia abalo para satisfacer sus sentidos. Si quieres pues, ¡Oh, Hombre! llegar a ser como los Dioses, debes aprender a dirigir como ellos la totalidad de tu energía creadora hacia su centro, hacia arriba. Sólo así llegarás a ser lo que son ellos, creando por ti mismo en virtud del poder de tu mente, en virtud del Fiat de la Gran Palabra.

Recuerda que físicamente fuiste hermafrodita. Mira hacia el futuro, con la perspectiva del pasado, y comprende que tu presente condición unisexual es sólo una fase pasajera de la Evolución que te rige. Así es que, para tu finalidad debes dirigir la totalidad de las fuerzas creadoras de manera que llegues a ser lo que fuiste, apto para objetivar tus ideas con la Palabra Viviente.

Esta dual fuerza creadora, así es expresada a través del cerebro y de la laringe, es el Elixir de Vida que brota de la piedra viva del filósofo espiritualmente hermafrodita. El proceso de esta transmutación alquímica se verifica en el cordón espinal donde se halla la Sal, Azufre, Mercurio y Azoth.

Se eleva a la incandescencia por nobles y elevados sentimientos; por la meditación espiritualizada, y por el altruismo manifestado en la vida diaria. Gradualmente se eleva más y más y cuando alcanza el Cuerpo Pituitario y la Glándula Pineal, entonces los Dioses que habitan en los Mundos Internos, se ponen en comunicación con un tal hombre, y éste irradia en todas las direcciones con su Aura, cual piedra viviente cuyo brillo sobrepasa a las piedras más preciosas. Es entonces cuando el hombre se transmuta en “Piedra Filosofal.”

“Una punta del Velo ha sido alzada…”

“Sin embargo, mientras la mariposa inquieta, y alocada de nuestra alma, no halle el camino extático, sereno y apacible de los siete senderos luminosos, no tendrá la divina comprensión del Logos, ni sabrá cuál es el punto del círculo donde se desvinculan los tres enigmas del tiempo.”


“El verdadero ocultismo consiste en el conocimiento detenido de las fuerzas logoicas que actúan en el hombre, y por lo tanto, el conocimiento de los centros magnéticos y su progresivo desarrollo es el paso metódico de realización”

Raghozini


El Espiritualismo y la Evolución – Raghozini