Texto recomendado de la semana

Esta semana les recomendamos el texto:

En su Infierno y Paraíso, de “La Divina Comedia”, Dante expuso las teorías Cabalistas y Platónicas de los mundos. Siendo un iniciado en los Misterios Rosacruces, pintó al universo como una gigantesca flor, a través de la cual vagaba guiado, primero, por Virgilio y, después, por su propia alma iluminada, simbolizada por la personalidad de su bienamada Beatriz.

El Infierno de Dante es su símbolo del universo bajo, o inferior, en donde las criaturas humanas agotan las etapas que tienen lugar entre la cuna y la tumba. Hay una creencia popular de que el humano se muere y se va al infierno, o en el mejor de los casos, al purgatorio.

Texto recomendado de la semana

Esta semana les recomendamos el texto:

Por un proceso similar de eliminación, Pitágoras declaraba que la diferencia entre una ciencia fundamental y cualquiera de sus dependientes puede ser prontamente determinada, porque todas las dependientes pueden ser quitadas sin destruir la ciencia raíz o clave; pero si la ciencia raíz o clave es eliminada, las dependientes desaparecen con ella. Por ejemplo, si cortáis una rama, el árbol sigue viviendo; pero si arrancáis la raíz, todas sus ramas se mueren.

Por idéntico proceso de eliminación, vemos que la geometría y música, ambas, a su vez, dependen de la matemática; porque quitando el factor matemático no sólo destruimos la razón y estructura de la música sino, también, el fundamento de la geometría. Siendo subordinadas a la matemática, ambas, geometría y música, pueden ser eliminadas, quedando, así, establecida la matemática como la primera y fundamental ciencia del intelecto humano, siendo todo otro arte o ciencia una mera expansión y adaptación a los principios matemáticos.

Texto recomendado de la semana

Esta semana les recomendamos el texto:

Las conocidas leyes de expansión y contracción, tan fundamentales en el campo de la física, tiene su analogía filosófica en las cualidades de optimismo y pesimismo. En el plano ético, el optimismo es la expresión de la ley de expansión, y el pesimismo, de la ley de contracción.

Hay dos tipos distintos de optimista. Uno, es aquel que es feliz porque nunca asumió sus responsabilidades; el otro, aquel que es feliz enfrentándolas, y viendo el resultado de las responsabilidades dispone de ellas en forma satisfactoria. Ambos son optimistas – el primero, decididamente objetable; el segundo, glorioso y deseable. Uno, es el hombre que ríe cuando juega, y el otro, quien ríe cuando trabaja.

Texto recomendado de la semana

Esta semana les recomendamos el texto:

Francisco Bacon declaró que la facultad de comparación es una de las expresiones más elevadas de la actividad mental. Que Bacon fue correcto en ello, es evidente, porque en todas partes vemos métodos basados en la comparación. Una cosa es llamada buena porque es mejor que alguna otra; grande porque es mayor que otra, o pequeña porque es insignificante con relación a lo que le rodea.

Se dice que ciertas tribus que habitan las regiones de los Himalayas, viven en valles. Los valles tibetanos tienen una altura igual a las montañas más altas de las Rocosas y de las Sierras. Los valles tibetanos están, actualmente, a unos 15.000 pies sobre el nivel del mar, pero son llamados valles porque los rodean montañas que se alzan a miles de pies sobre ellos. Por eso, la falacia de la comparación resulta evidente.

Texto recomendado de la semana

Esta semana les recomendamos el texto:

Un gran número de gente sufre de indigestión mental porque están tratando de asimilar pensamientos demasiado grandes para su capacidad intelectiva. Deslumbrados por la magnitud de alguna realidad cósmica, esas mentes, parcialmente desarrolladas, no son capaces de funcionar.

Por eso, debemos dar énfasis, previamente, al problema de la capacidad mental. En lugar de gastar nuestro tiempo en tratar de llenar nuestra mente con un vasto surtido de pensamientos, es imperativo que la capacidad mental sea desarrollada, de manera que los nuevos pensamientos que sean admitidos no se desparramen y pierdan.

Texto recomendado de la semana

Esta semana les recomendamos el texto:

El propósito del siguiente escrito es presentar al estudiante que aspira a educar su mente, una serie de hechos separados, aunque correlativos, que se refieren a este tema. La mente es la herramienta más afilada del hombre y teniendo el filo sutil de una navaja, puede herir a aquel que la maneja sin habilidad. La mente eleva al hombre de la oscuridad de la ignorancia a la luz de la verdad, rompe los grilletes que encadenan las manos mentales del
esclavo y hace alcanzar a la aspirante humanidad una condición próxima a la Divinidad.

La misma mente ha creado, también, todos los esclavos del mundo; porque el astuto intelecto de los déspotas ha llenado la tierra de sufrimiento y desesperación. Aunque el hombre ha usado la mente para hacer su mundo más hermoso, la utiliza también, para abatir el espíritu y destrozar el alma de sus semejantes. La mente – el amigo mas grande y verdadero – puede ser, también su peor y mas destructivo enemigo. Su potencialidad, ya sea para el bien o para el mal, es difícil de ser concebida.

Texto recomendado de la semana

Esta semana les recomendamos el texto:

Hemos visto, por los estudios metapsíquicos, que existen poderes latentes, que, por sus manifestaciones se han considerado como misterios muy extraordinarios, es decir, sobrepasando en extensión y potencia cuanto es considerado en la categoría de facultades conscientes ordinarias. Creer en la posibilidad de un hecho sobrenatural es desconocer la potencia y diversidad de las fuerzas creadoras, cuyas leyes inmutables nos son diariamente más y mejor reveladas, es decir, por los conocimientos ya adquiridos, aplicados por la observación, el estudio y el juicio.

Por lo mismo, no puede creerse en nuestra época que una cosa sucede por azar, contraviniendo a las leyes que rigen el Universo. Aún en nuestros días, se le ha llamado a lo desconocido, científico, Ocultismo y ocultistas a aquellos hombres que por pacientes observaciones, minuciosos ensayos y por raciocinios lógicos han dominado a la naturaleza, por haberla comprendido, adaptándola y perfeccionándola para sus necesidades con una palanca que se llama: VOLUNTAD. Que el factor más importante fuese la voluntad, lo sabían los orientales ya hace miles y miles de años.

Texto recomendado de la semana

Esta semana les recomendamos el texto:

La teoría darwiniana se apoya en observaciones de carácter científico: el Anthropus Alalus, tiene un notable parecido al hombre. Los instintos naturales son casi idénticos al hombre, los de los animales, como el instinto de conservación, el genésico y el amor a la cría. Los animales transmiten a los hombres ciertas enfermedades y las observaciones histológicas comprueban en tal sentido la analogía del animal y el hombre.

REFUTACIÓN: La teoría de la transformación de las especies, no pasa aún de ser una teoría. Pero aparte de esto, debemos distinguir la parte física de los seres humanos de su parte moral, y es del todo diferente del instinto animal que vemos no progresar. Los animales son siempre iguales; con idéntica perfección ejecutaban sus labores las hormigas en tiempo de Aristóteles, que como lo hacen hoy.

Texto recomendado de la semana

Esta semana les recomendamos el texto:

Dios es el principio absoluto de todo lo existente. Su sustancia potencial única, infinita y eterna, es omnisciente, omnipotente y omnipresente: por ello el principio absoluto dispone, de su propia sustancia potencial derivándola para efectuar la evolución del universo, y ha establecido leyes que todo lo rigen y que son inmutables como el principio absoluto de donde se derivan es eterno e infinito, por que participa de la misma naturaleza que la de origen. Un esporo al germinar produce una planta y no un animal: un embrión al desarrollarse produce un animal y no una planta.

Nadie puede dar lo que no tiene. Dios no tiene forma, por eso la forma o sea lo finito y perecedero no depende directamente de Dios, si no que la forma es un resultada de la evolución substancial y potencial. Dios no da forma porque no la tiene: de lo infinito no puede derivarse lo finito, ni de lo eterno lo perecedero, y puesto que Di os, es la potencia esencial absoluta, la forma limitada y mudable solo es el resultado de la evolución que originó la misma sustancia potencial, derivada de aquella naturaleza, por lo que se aplica la inmensa variedad da lo finito y perecedero fundada en la unidad del principio absoluto.