Texto recomendado de la semana

Esta semana les recomendamos el texto:

Señoras, Señores:
Es mi intención abarcar esta noche asuntos de verdadero interés y de gran
trascendencia para aquellos que han procurado estudiar y dominar principios que se encuentran velados al común de los hombres.
Voy a sacudir el polvo de escritos antiquísimos para beber en sus fuentes aquellos conocimientos y teorías que como verdaderas preseas conservaron los antiguos para labrar con ellos la felicidad de los pueblos actuales, cimentando la civilización. Os pido y apelo a una de las virtudes más caras, la tolerancia: evitemos el prejuicio; aprendamos a apreciarlo todo, incluso nosotros mismos, en su verdadero valor.

Una persona que procura despreciar a otra a quien cree que le es superior, es un necio; y quien reverencia a otro, que le es inferior, es mentalmente ciego. No es, señores, suficiente reconocer el valor de una cosa, sino que se ha de utilizar su valor; de otra manera será semejante a un tesoro escondido en las bodegas de un avaro. Este principio me hace presentar como popularizador del Hermetismo, no temiendo al resultado, sí me ka de ser adverso.

Texto recomendado de la semana

Esta semana les recomendamos el texto:

Señoras:
Señores:
Revolutum totum así han dicho los que no pueden o no quieren entender el verdadero significado de lo que constituye los principios de la ciencia oculta, que, como precisamente el término lo indica, no pueden ser comprendidos por aquéllos que no tienen otra misión que meterse en el laberinto teológico, para distraer y apartar del camino de la verdad al estudiante de buena fe.

Nunca los secretos íntimos del ocultismo han sido el patrimonio de las masas, y si sus principios y bases científicas exponemos en conferencias públicas, dando aquí y allá indicaciones que parecen un totum revolutun, prohibido nos está, por la misma naturaleza de estas cosas, hacer iniciaciones públicas, que no originarían sino la burla de los espíritus vulgares.

Texto recomendado de la semana

Esta semana les recomendamos el texto:

Os encontráis ante un ocultista, que no abriga otra pretensión sino la de haceros partícipes de -los humildes , conocimientos que ha podido adquirir en esta materia, el tema obligado de actualidad entre los sabios más famosos del mundo.
Vuestra atención será el mayor éxito a que puedo aspirar durante esta conferencia, y por ello os anticipo mis más sinceros agradecimientos.

El ocultismo, señores, ha llegado a considerarse como sinónimo de charlatanismo, porque al abrigo de ese término se esconden los ignorantes pretenciosos, las adivinas, las palmistas, las herbolarias y una falange interminable de vividores que, faltándoles el valor de emprender un trabajo honrado, se dedican a explotar a las masas. Encontraréis
entre ellos algunos que, impulsados por el hambre, son capaces de inventaros hasta una nueva genealogía, y hablan de Alquimia sin siquiera conocer el Termino. Otros se dan por astrólogos, y no pueden señalar en la bóveda celeste ni el lugar que ocupa la Luna.
El oro dice poseer el secreto de los Brahmanes; el otro tiene comunicación directa con Nuestro Señor Jesucristo. Hay entre ellos algunos tipos característicos, de melena sucia y levita verde, que denuncian al homeópata de aldea, sin titulo, con pretensiones de espiritista erudito.

Texto recomendado de la semana

Esta semana les recomendamos el texto:

Querido lector:
«Cuando los hombres célebres han escrito grandes obras, alguien se encarga de escribirles su biografía, pero generalmente como homenaje a su memoria. Yo, que no soy célebre, no espero correr la misma suerte, pues sé que antes o después de morir poco o ningún caso se me ha de hacer.

«Pero quisiera ver escrita mi biografía de ocultista y, como dada mi poca importancia nadie la querrá escribir, he resuelto hacerlo yo mismo; eso tiene por lo menos la ventaja de que saldrá exacta, pues la conozco mejor que nadie.

Texto recomendado de la semana:

Cuando Cristóbal Colón atravesó las vastedades del océano, siguiendo una nueva ruta, era artículo de fe, impuesto por la Iglesia, que la tierra era plana. Colón, amén de derrumbar esa creencia errónea, descubrió un nuevo mundo. Esto se repite todas las veces que el hombre marcha hacia lo desconocido y al avanzar hacia lo desconocido nos llega una infinidad de
cosas preciosas, procedentes de su heroica hazaña.

Todas las religiones poseen un sistema más o menos mitológico. Un estudio imparcial de todas ellas revela una semejanza muy notable en su origen. Esto se explica por el hecho de ser la imaginación y el profundo sentir espiritual, factores principales en todas las enseñanzas religiosas. Produce más beneficios un apego a las emociones que al intelecto, aunque muchos de los fundadores de religiones hubieran sido hombres de gran intelectualidad y conocimiento.

Texto recomendado de la semana:

Si nuestros pensamientos fuesen palpables para todas las personas nos avergonzaríamos de irradiar tanto pensamiento sensual, de odio, de envidia, de cobardía, etc. El derecho, sin embargo, de pensar y la seguridad de que nuestros pensamientos no son aparentemente perceptibles nos da la oportunidad para pensar desenfrenadamente y así lo hacemos, sin
apercibirnos de que ellos, tarde o temprano, nos acusarán por sus frutos.

La simiente de las condiciones adversas de la vida son los pensamientos negativos y destructivos. Podemos desde ahora comenzar a pensar bien seguidos, no obstante, de condiciones adversas que pueden reaparecer meses más tarde. Son simientes que fueron sembradas en el campo y tienen que dar su fruto. Sin embargo, con el tiempo y la invariabilidad, este pensar dejará nuestro campo mental limpio, más o menos, para que nuestra simiente de bien nos traiga opíparas cosechas de alegría, abundancia y bienestar.

Texto recomendado de la semana:

Decimos que el pensamiento es creador, sin embargo, ese pensamiento profundo, dominante, que lanza sus raíces en el subconsciente. Cuando las condiciones le son propicias, tarde o temprano tales pensamientos se manifiestan y dan su fruto, según su clase, porque pensar es sembrar y quien siembra recoge de acuerdo a lo que sembró.

Si nuestros pensamientos fuesen palpables para todas las personas nos avergonzaríamos de irradiar tanto pensamiento sensual, de odio, de envidia, de cobardía, etc. El derecho, sin embargo, de pensar y la seguridad de que nuestros pensamientos no son aparentemente perceptibles nos da la oportunidad para pensar desenfrenadamente y así lo hacemos, sin
apercibirnos de que ellos, tarde o temprano, nos acusarán por sus frutos.

Texto recomendado de la semana:

Los problemas de la vida son muy variados y algunas veces nos enfrentamos con algunos que son difíciles de resolver. Muchas veces el sufrimiento y la ansiedad para resolver un problema nos causan una perturbación mental que solamente agrava más la situación. Esa
perturbación nos agota hasta tal punto que llegamos a temer por el futuro y a ver en él un oscuro maremagnum.

Muchos dicen: «Si no fuera por eso, yo haría aquello». No es la condición que acusan lo que les impide realizar sus deseos, sino que lo que les estorba es algo que llevan dentro de sí mismos. La condición o circunstancia no es más que un mero incidente propio de la vida –es tan solamente un resultado. Entretanto, lo que en verdad interfiere, yace dentro de ti mismo.

Texto recomendado de la semana:

El objeto de esta lección es aclarar la finalidad de la Oración. La Oración ha sido y es, generalmente, mal comprendida y sobre todo mal practicada. A consecuencia del uso que se hace de la Oración, en público o en privado, y de la errónea interpretación de su finalidad, muchos la consideran una práctica infantil e inadecuada a hombres y mujeres inteligentes.

Como hemos dicho, la Oración y el Silencio son una misma cosa y ambos deben penetrar en nuestra consciencia o en nuestro íntimo y así establecer perfecta comunicación con la Mente Universal o Inteligencia Divina.