Texto Recomendado de la Semana


Esta semana les recomendamos el texto:


La materia astral existe en siete grados u órdenes de finura, los cuales corresponden a los siete grados de materia física conocidos como sólido, líquido, gaseoso, etérico, super-etérico, sub-atómico y atómico. Hasta ahora no se ha dado nombre a tales estados de materia astral, de manera que ordinariamente se los distingue por el número del grado o sub-plano, designándose como primero el más s útil, y como séptimo al de menor finura. Por ejemplo, al hablar de materia astral sólida o densa, nos referimos a la variedad séptima o más baja; al decir materia astral etérica, se entiende el grado cuarto desde arriba y así sucesivamente.

La materia astral corresponde con curiosa exactitud a la materia física que interpenetra;
cada variedad de materia física atrae materia astral de la densidad correspondiente. Así la materia física sólida está interpenetrada por materia astral que llamamos sólida; la materia física líquida, por astral líquido, o sea, materia astral del sexto subplano; similarmente, la gaseosa y los cuatro grados de materia etérica están interpenetrados por materia astral del grado correspondiente.

Texto Recomendado de la Semana


Esta semana les recomendamos el texto:


Es el objeto de este libro presentar a los estudiantes de Teosofía una síntesis condensada de todo el conocimiento, que poseemos en la actualidad, con respecto al Cuerpo Astral del hombre, junto con la descripción y explicación del mundo astral y de los fenómenos del mismo. De consiguiente, esta obra viene a ser la continuación natural de otra que, bajo el título de: EL DOBLE ETÉRICO y LOS FENÓMENOS DEL MISMO, se publicó en julio de 1944.

El cuerpo astral del hombre es un vehículo que, a la visión clarividente, no aparece muy diferente del físico; está rodeado de un aura de colores centelleantes y compuesto de materia mucho más fina y sutil que la física; es el vehículo por medio del cual el hombre expresa sus sentimientos, pasiones, deseos y emociones; además sirve como puente y medio de transmisión entre el cerebro físico y la mente, la cual actúa en un vehículo de orden superior, llamado cuerpo mental.


Texto Recomendado de la Semana


Esta semana les recomendamos el texto:


Es considerable el total de informaciones de que al presente se dispone sobre el cuerpo etérico y sobre los fenómenos etéricos en general; no obstante, el estudiante serio se dará cuenta en seguida de que el campo que queda para futuras investigaciones es muchísimo más vasto que las fracciones exploradas hasta ahora.

En vista de la íntima conexión entre la estructura, la nutrición y salud del cuerpo etérico y la salud física, y con el funcionamiento, no sólo del cuerpo físico sino también de los demás cuerpos en relación con el físico, es a todas luces evidente que la investigación de toda clase de fenómenos etéricos conduciría a descubrimientos de gran interés científico y de benéfica importancia para el hombre.


90 Años


Cumplimos 90 Años mostrando la educación del pensamiento y de los sentimientos, sirviendo y apoyando, con amor, al progreso del mundo. Estamos seguros de seguir en pie de lucha mientras Dios provea la fuerza para tan ardua labor. Agradecemos a todos por sus mensajes y comentarios en este tiempo.


 


 

Texto Recomendado de la Semana


Esta semana les recomendamos el texto:


Ectoplasma (del griego ektos, exterior, y plasma, molde; es decir, lo que es moldeado fuera del cuerpo humano) es el nombre dado a la materia, etérica principalmente si no del todo, que se desprende o exuda del médium y se emplea en los fenómenos espiritistas.

Ectoplasma – Arthur Powell

El doctor en Ciencias, W. J. Crawford, en sus libros: “Realidad de los Fenómenos Psíquicos”, “Experimentos en Ciencia Psíquica”, y “Estructuras Psíquicas” describe las minuciosas y extraordinarias investigaciones que emprendió sobre tales fenómenos como levantamiento de mesas, o “levitación” y golpes. Quienes deseen mayores detalles los encontrarán en dichos libros (no traducidos), aquí únicamente podemos dar un breve resumen de tales estudios, en cuando se relacionan con nuestro tema.


Texto Recomendado de la Semana


Esta semana les recomendamos el texto:


Una persona puede emplear su magnetismo o fluido vital, no sólo para mesmerizar o curar a otros, sino también para impregnar objetos físicos de manera algo similar. En efecto, cualquier objeto que haya estado en íntimo contacto con un individuo absorbe el
magnetismo del mismo; en consecuencia, tenderá a hacerse sentir en la persona que lo use, creando en ella el mismo estado de ánimo o de pensamiento de que está cargado. Esto, naturalmente, es en parte la razón de ser de los talismanes, amuletos y reliquias; lo mismo que de los sentimientos de devoción y de reverencia que, a veces, emanan, literalmente de los muros de catedrales e iglesias, cada piedra de las cuales en un talismán, cargado con la devoción y reverencia del constructor, consagrada por el obispo y reforzada por las formas mentales devocionales de generaciones sucesivas, en el transcurso de cientos o miles de años.

El proceso está constantemente en acción, aunque pocos son conscientes de ello. Así, por ejemplo, el alimento tiende a cargarse con el magnetismo de los que lo manipulan o se acercan al mismo; hecho que está tras de las reglas estrictas que los hindúes observan con respecto a comer en la presencia de uno de casta inferior, o tomar alimento sometido al magnetismo del mismo. Para el ocultista, la pureza magnética es tan importante como la limpieza física.


Texto Recomendado de la Semana


Esta semana les recomendamos el texto:


Las facultades etéricas son prolongaciones de los sentidos físicos ordinarios, que permiten al poseedor apreciar “vibraciones” pertenecientes a la porción etérica del plano físico. Tales impresiones se reciben en la retina del ojo, afectando naturalmente la materia etérica del mismo.
En algunos casos anormales, otras partes del cuerpo etérico responden tanto o más fácilmente que el ojo. Esto es debido al parcial desenvolvimiento astral; puesto que las secciones sensibles del doble etérico casi siempre coinciden con los chakras astrales.

En términos generales, ha y dos clases de clarividencia; la inferior y la superior.


Texto Recomendado de la Semana


Esta semana les recomendamos el texto:


En un libro titulado .’The Human Atmosphere” (publicado en 1911), el Dr. W. J. Kilner describe las investigaciones que ha hecho sobre el aura humana, por medio de pantallas coloreadas. En este capítulo compendiamos los principios y descubrimientos principales del Dr. Kilner. Mayores detalles, especialmente sobre la manera de utilizar las pantallas, el lector deberá buscarlos en el libro mencionado.

Es interesante notar que el Dr. Kilner declara expresamente que no posee poder alguno de clarividencia; ni siquiera había leído nada referente al aura hasta después de
examinar más de sesenta pacientes. Afirma que su método es puramente físico y puede emplearlo con buen resultado quien se tome el trabajo necesario.
Las pantallas son delgadas pilas de vidrio plano que contienen colorantes de dicianino en alcohol. Se emplean varios colores como carmín, azul, verde y amarillo, oscuros y claros. El operador mira durante medio minuto o más a la luz a través de una pantalla obscura y luego al paciente a través de una pantalla clara, lo que le permite percibir el aura. Al parecer, el empleo de las pantallas afecta a los ojos, al principio temporalmente, más tarde en forma permanente, de manera que, después de algún tiempo, el operador es capaz de percibir el aura sin las pantallas. Sin embargo, se aconseja tener mucho cuidado al usarlas porque pueden causar mucho dolor en los ojos.


Texto Recomendado dela Semana


Esta semana les recomendamos el texto:


El Médium es una persona anormal mente organizada, en quien la discolocación de los
cuerpos etérico y denso se produce con facilidad. El Doble Etérico, una vez forzado afuera, proporciona, en gran parte, la base física para las “materializaciones”. Tales formas materializadas están por lo común, estrictamente confinadas a la vecindad del médium, pues la materia de que están compuestas está sujeta a una atracción constante que tiende a hacerla volver al cuerpo del que salió; de manera que si se la mantiene alejada, por mucho tiempo del médium la figura sufre un colapso, volviendo la materia que la compone instantáneamente a su fuente.

La mediumnidad, en general, es peligrosa; afortunadamente es relativamente rara.